Isora Neurociencia, el camino hacia la estimulación auditiva

Emprender la travesía hacia lo desconocido

Isora Neurociencia nació hace nueve años después de un evento inesperado. Como describe Joseph Campbell en El camino del héroe, las historias empiezan cuando los protagonistas salen de su mundo ordinario para embarcarse en una aventura magnífica que les permitirá una evolución más allá de lo conocido hasta ese instante. Es así como inició esta travesía hacia un mundo fascinante.

Soy Álvaro Capitán, CEO de Isora Neurociencia, y en esta primera entrada de nuestro blog quiero contaros cómo llegamos a conformarnos hoy en lo que es Isora Neurociencia.

También quiero compartirte cómo un suceso tan particular en la vida de mi socio Hernán Cerna nos puso delante el reto de comenzar de nuevo y, también, la oportunidad de conocer al equipo que trabaja con la metodología del Dr. Alfred Tomatis.

 

Los pilares de Isora Neurociencia

 

Como ya les comenté mi socio en Isora Neurociencia es Hernán Cerna. Hernán es  Doctor of Medicine and Máster in Psychoinmunology. También, es director de la cátedra universitaria “Human Behavior & Focus Values Systems” de la Universidad Politécnica de Valencia.

Es formador, conferenciante, mentor, un autodidacta incansable y su filosofía es enseñar a las personas a utilizar sus propias potencialidades, haciendo uso de sus valores y capacidades latentes para obtener resultados, tanto a nivel personal como profesional.

En mi caso, además de ser el CEO de Isora Neurociencia, tengo un MBA especializado por el Instituto de Empresa. Soy además especialista y consultor nivel IV certificado en Estimulación Auditiva Neurosensorial.

Trabajo en las áreas de Consultoría de RRHH, Coaching Ejecutivo y Mentoring para directivos y responsables de área orientando e impulsando el desarrollo de las personas.

 

El comienzo de nuestra historia

 

Hace casi 10 años, Hernán y yo nos encontrábamos en Lisboa por motivos profesionales, y tras un mes de arduo trabajo ocurrió algo que transformó de forma completa no solamente la vida de mi amigo y socio en Isora Neurociencia, sino también la mía.

Fruto de diversas situaciones, entre ellas, el profundo estrés que nos acompañaba, Hernán sufrió un ictus que le afectó al área del lenguaje y, como consecuencia, perdió gran parte de la memoria retrógrada (memoria antigua), así como los cinco idiomas que hasta ese instante dominaba.

Puede que fuera una cura de humildad o una oportunidad nueva para valorar la vida en toda su extensión, pero ese instante hizo que todo el mundo que habíamos conocido se transformara casi por completo. Ese suceso en particular, marcó el inicio de lo que hoy conocemos como Isora Neurociencia.

 

 

El método Tomatis

 

Yo había oído tiempo atrás, casi por casualidad, que ante los desafíos había que buscar formas de pensar diferentes, siendo protagonistas de nuestra realidad y no meros espectadores, con lo que era imprescindible actuar de forma responsable y creativa, y que estaba en nosotros convertirnos en parte de la solución y no en el problema.

Así fue como se lo expresé a Hernán y en un día gélido de noviembre se inició nuestro nuevo camino en búsqueda de diferentes soluciones frente a los desafíos que ya se encontraban delante de nosotros.

Después de hacer una investigación exhaustiva, la primera de Isora Neurociencia, y entrar en contacto con profesionales en varias partes del mundo, llegó a nuestras manos un libro llamado “Todos somos políglotas” del Dr. Alfred Tomatis.

Cuando Hernán comenzó a analizarlo, era, en sus propias palabras, como si se hubiese escrito para él, como si realmente le estuviese hablando a lo más íntimo y profundo de su alma.

Gracias al libro del Dr. Alfred Tomatis, llegamos a Tomatis Developpement y su equipo, quienes desde el primer momento nos brindaron su apoyo y tuvieron la paciencia de responder las cientos de preguntas que teníamos en ese momento.

No hay que olvidar en este punto, cuando contactamos con el equipo Tomatis, que la prioridad primera y casi única era que Hernán recobrara aquello que parecía perdido en su interior, y a fe he de decir que recuperó gran parte de ello, siendo además casi lo mejor la experiencia vivida.

Las mejoras a lo largo del proceso de estimulación auditiva eran tan evidentes en Hernán, que desde ese instante decidimos emprender, aprender, investigar y poner en marcha todos nuestros recursos personales y financieros para poder alcanzar una comprensión completa sobre la estimulación auditiva neurosensorial y cómo desarrollar nuevas aplicaciones al método.

Es así como hacemos la transición y el proyecto Isora Neurociencia comenzó a tomar más forma.

 

 

¿Por qué la estimulación auditiva?

 

El cerebro puede reeducarse a través de la estimulación

 

Hoy día gracias a varios aportes, como las investigaciones del Dr. Alfred Tomatis, sabemos que el 90% de los estímulos externos que recibe nuestro cerebro provienen precisamente oído, con lo que su cuidado y buen funcionamiento es esencial para el desarrollo de las personas.

Sabemos que el cuidado del oído va a ser fundamental no sólo en ámbitos relacionados con el equilibrio y la audición, que es algo más conocido a nivel general, sino también con el desarrollo del lenguaje, la memoria, el foco o la creatividad de una persona.

En el aprendizaje de idiomas, también va a ser un actor principal para conseguir una mayor integración.

Lo que hemos conseguido desarrollar en Isora Neurociencia y gracias al método del Dr. Alfred Tomatis, a lo largo de este tiempo de una manera diferenciada y prácticamente única, es una reeducación del oído, mediante la estimulación auditiva, a través de música filtrada.

Esto se realiza a través de una báscula electrónica y dos tipos de canales de entrada de la música, uno aéreo y otro óseo.

Gracias a la Neurociencia, hoy día sabemos que al utilizar estos métodos de estimulación auditiva,  el cerebro se ve sorprendido por los cambios súbitos y repentinos del timbre e intensidad de la propia música. Esto provoca un “fitness auditivo” de los músculos internos del oído, mejorando de esta forma su plasticidad y funcionamiento.

En Isora Neurociencia recopilamos conocimientos en medicina, salud y bienestar, comunicación, recursos humanos entre otras disciplinas, siempre procurando que los procesos que emprendemos tengan una base científica probada.

De hecho, somos investigadores por la Universitat Politècnica de València y junto con esta institución hemos conseguido desarrollar una metodología de aprendizaje y evolución de los idiomas.

Después de estos casi nueve años de experiencias y vida, hemos decidido que es el momento de dar un paso más, no quedarnos en el simple hecho de apoyar a nuestros clientes, sino también comunicar al mundo los avances, conclusiones y hechos científicos que Isora Neurociencia ha tenido con la estimulación auditiva y otras áreas.

Queremos mostrarles la evolución de las personas que confían en nosotros y que nos han hecho parte de su camino y su historia personal.

El mundo merece conocer que existen soluciones a través de  la neurociencia y la estimulación auditiva en un mundo lleno de tanta incertidumbre, de tanta aparente disolución y enfrentamiento.

Y como bien nos pasó tiempo atrás a Hernán y a mí, Isora Neurociencia quiere ser parte de la solución y no del problema.

 

Bienvenidos a nuestro hogar, bienvenidos a Isora.

 

Artículos Relacionados